Preguntas Frecuentes:
Elegibilidad y Solicitud

Haz clic en una pregunta para revelar la respuesta.

Todos los estudiantes y estudiantes potenciales que desean recibir ayuda para pagar el colegio deben solicitar ayuda financiera.

Hay ayuda financiera disponible para ayudar a los estudiantes y a las familias a cubrir los costos de su educación en el colegio. Si deseas ayuda para pagar cuotas, libros y otros gastos, debes solicitar. Incluso si no estás seguro de que calificarás, al menos debes presentar una Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) o la Solicitud de la Ley del Sueño de California. Nunca se sabe qué asistencia financiera puedes ser elegible si no solicitas.

La mayoría de los estudiantes son elegibles para recibir alguna forma de ayuda financiera, así es que todos deben solicitar. La Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) recopila información de todos los solicitantes y se usa una fórmula federal para calcular la elegibilidad del estudiante. La Solicitud para la Ley del Sueño de California tiene un proceso similar para los estudiantes indocumentados o de la Ley del Sueño. Recuerda, al no solicitar te estás descalificando automáticamente de que te consideren para otorgamientos. Tu elegibilidad para la ayuda financiera dependerá de muchos factores. Estos incluyen los ingresos y bienes de tu familia, cuántas personas viven en tu hogar familiar y la cantidad de personas en tu familia que estén asistiendo al colegio (sin contar los padres). Los estudiantes se pueden definir como dependientes o independientes según las leyes federales. Tu estado de dependencia determina la información que debes incluir en la FAFSA o en la Solicitud de la Ley del Sueño de California. Aunque no seas elegible para obtener subvenciones, hay otros tipos de ayuda disponibles, incluidos los programas de préstamos. Para ser elegible para la mayoría de ayuda financiera, también tienes que cumplir con otros requisitos básicos que no tienen nada que ver con tu necesidad financiera. Debes:

 

  • Ser ciudadano de EE. UU. o un extranjero elegible (FAFSA).
  • Ser un estudiante elegible para la Ley del Sueño (Solicitud de la Ley del Sueño de California)
  • Inscribirte en el Servicio Selectivo (si es requerido).
  • Estar en el proceso de obtener un título, certificado o meta elegible (como una transferencia).
  • No deber un reembolso de una subvención federal o estar incumpliendo un préstamo educativo federal.
  • Haberte graduado de la escuela secundaria o tener el equivalente a un diploma de la escuela secundaria (como un GED o el CHSPE).
  • No haber sido condenado recientemente por posesión o venta de drogas mientras recibías ayuda financiera (ver la FAFSA para más detalles).

 

Si cumples con estos requisitos, se revisarán los ingresos y bienes de tu familia, así como otros factores financieros, para ver si podrías ser elegible para recibir ayuda. Tu elegibilidad se relaciona con el costo del colegio al cual asistas. Por ejemplo, tú podrías ser elegible para menos dinero en un colegio de menor costo de lo que podrías recibir en un colegio más caro. Para seguir recibiendo tu ayuda financiera mientras estás en el colegio, tienes que seguir avanzando en tus objetivos educativos. También debes presentar la FAFSA o la Solicitud de la Ley del Sueño de California cada año que estés en el colegio.

Una vez que empiezas a recibir ayuda financiera, tienes que cumplir con los requisitos de desempeño académico satisfactorios de tu colegio. Los requisitos incluyen mantener el promedio mínimo de calificaciones (GPA) y las normas de finalización del curso especificados por tu colegio, y trabajar para alcanzar una meta educativa aprobada, como un título, certificado o transferencia.

Para recibir ayuda financiera, debes solicitarla. El error más grande que cometen los estudiantes es no solicitar porque no están seguros de si van a calificar. Para solicitar los programas de ayuda financiera federal, estatal y universitaria necesitas llenar la Solicitud Gratuita para Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA) o una Solicitud de la Ley del Sueño de California. Para el programa de subvenciones Cal Grant, también debes enviar tu verificación de GPA de la subvención Cal Grant a no más tardar del 2 de marzo. Consulta con tu escuela secundaria o colegio sobre la verificación de GPA de la subvención Cal Grant; algunos colegios envían tu GPA automáticamente. Tu colegio también podría solicitar documentos adicionales, tales como declaraciones de impuestos, y debes asegurarte de responder de inmediato.

Hay algunos tipos de ayuda financiera que pueden utilizarse para cubrir tus gastos básicos mientras asistes al colegio, mientras que otros tipos pueden ayudar a cubrir la matrícula y otros gastos relacionados con la educación, como libros y cuotas.

Debes solicitar ayuda financiera primero. Luego, utiliza el siguiente enlace para buscar y solicitar admisión al colegio comunitario de California que prefieras. Para encontrar un colegio comunitario de California cerca de ti, y explorar las especialidades y las ofertas de cursos, puedes utilizar el Localizador de Colegios. O, si estás listo para inscribirte ahora, puedes empezar a completar tu formulario de admisión en línea en CCCApply.org.

Si no eres elegible para recibir ayuda financiera basada en necesidad, todavía tienes muchas opciones disponibles. Una opción es buscar becas de mérito, que toman en cuenta talentos académicos, atléticos, artísticos o de otro tipo. También hay otorgamientos para estudiantes con interés en ciertos campos de estudio. Además, podrías considerar pedir un préstamo a través del programa de préstamos sin subsidio, o tus padres pueden obtener un préstamo a través del programa PLUS. Para saber más sobre estos programas de préstamos, ve aquí.

Tu elegibilidad para recibir ayuda financiera se basa en diversos factores, que incluyen el tamaño de tu familia, cuántos miembros de tu familia están en el colegio, lo cerca que están tus padres de jubilarse y, por supuesto, los recursos financieros de la familia (ingresos y bienes). Aunque las circunstancias de tu familia pudieran parecer muy similares a las de tu amigo, podría haber diferencias sustanciales en los componentes utilizados para calcular la elegibilidad para recibir ayuda financiera.

Sí. Aunque tal vez no creas que califiques para obtener ayuda, debes por lo menos completar la FAFSA. La solicitud es gratuita y muchos colegios la utilizan para evaluar tu elegibilidad para algunas becas y préstamos que no dependen de la necesidad financiera, incluyendo los préstamos directos sin subsidio y los préstamos directos PLUS. Y, si sus circunstancias familiares cambian repentinamente, ya tienes la información de FAFSA archivados con su colegio.

Al completar la FAFSA o una Solicitud de la Ley del Sueño de California, enviarla al procesador federal y entregar cualquier otro documento requerido a la oficina de ayuda financiera, te considerarán para programas federales de subvenciones y préstamos. Para que te consideren para una subvención Cal Grant, así como para otros fondos para el colegio, tendrás que cumplir con las fechas límite prioritarias. Para el programa de subvenciones Cal Grant, también tienes que presentar una verificación de GPA de la subvención Cal Grant antes de la fecha límite prioritaria. Para solicitar un préstamo, debes completar primero tu FAFSA y luego completar una solicitud de préstamo y/o una nota de promesa de pagar (Master Promissory Note, por sus siglas en inglés) a través de tu escuela y asistir a una sesión de asesoramiento de ingreso para préstamos. Comunícate con la oficina de ayuda financiera para saber específicamente cómo y cuándo solicitar un préstamo estudiantil en tu colegio.

No, las declaraciones de impuestos anteriores se utilizan para calcular la cantidad de ayuda que recibes. Recuerda que presentar tu solicitud antes del 2 de marzo significa que obtendrás la mayor cantidad de ayuda disponible. Cumplir con los plazos de prioridad es más importante que esperar hasta que se complete tu declaración de impuestos (y, si es necesario, la de tus padres). Si completas la FAFSA usando información estimada de tu W-2, ten cuidado. Las discrepancias entre tu FAFSA y tu declaración de impuestos podrían tener un impacto en el otorgamiento de tu ayuda financiera. Consulta con tu colegio para saber si tienes que actualizar tu solicitud después de presentar tu declaración de impuestos.

No. La Ley del Sueño de California es específica para California. Si recibes ayuda financiera a través de la Ley del Sueño de California, tendrías que asistir a un colegio en California. Desafortunadamente, actualmente no existe ninguna ayuda financiera de la Ley del Sueño de California disponible a nivel federal. Se ha discutido en el Congreso durante varios años, pero aún no se ha aprobado nada. Si planeas irte fuera del estado, debes comunicarte con la oficina de ayuda financiera del colegio al que deseas asistir para obtener más información sobre las oportunidades que podrían estar disponibles allí.

Si presentas la FAFSA en línea, recibirás un Informe de Ayuda Estudiantil (SAR, por sus siglas en inglés) por correo electrónico del procesador de la FAFSA (federal) en un plazo de 3 a 5 días (si enviaste una FAFSA en papel, tardará de 7 a 10 días). El SAR incluirá toda la información que pusiste en la FAFSA. Esta información también se enviará a los colegios que incluiste en tu solicitud. Una vez que los colegios reciban la información, te notificarán sobre tu elegibilidad para recibir ayuda o te enviarán una carta solicitando más información. Asegúrate de responder rápidamente a la petición del colegio.

Si no has recibido el Informe de Ayuda Estudiantil (SAR, por sus siglas en inglés), puedes ingresar a tu cuenta en línea de la FAFSA o la Solicitud de la Ley del Sueño de California o comunicarte con el procesador federal en https://studentaid.ed.gov/sa/contact, o llamar al 1-800-4-FED-AID (1-800-433-3243). Necesitarás proporcionar tu número de Seguro Social y tu fecha de nacimiento como verificación.

Estatus de estudiante independiente

Para que te consideren estudiante independiente para fines de ayuda financiera, debes cumplir con uno de los siguientes 10 criterios:

  • Tener más de 24 años.
  • Ser veterano o personal de servicio activo de las Fuerzas Armadas de EE.UU.EE. UU.
  • Estar inscrito en un programa de postgrado o de título profesional.
  • Estar casado.
  • Tener hijos o dependientes legales que no sean tu cónyuge, y para quienes provees más de la mitad de su manutención
  • Ser huérfano o estar bajo la tutela del tribunal en algún momento después de cumplir los 13 años.
  • Ser menor de edad emancipado, por determinación de un tribunal en tu estado de residencia legal.
  • Estar bajo tutoría legal, por determinación de un tribunal en tu estado de residencia legal
  • Ser “joven no acompañado”, por determinación del encargado de desamparados de tu escuela secundaria o distrito escolar o el director de un refugio de emergencia o un programa de vivienda transitoria financiado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU.
  • Ser “joven no acompañado” sin hogar o que se mantenía por sí mismo y en riesgo de quedarse sin hogar, por determinación del director de un centro básico juvenil para fugitivos o desamparados, o un programa de vivienda transitoria.

Si tienes circunstancias sumamente adversas que te impiden recibir ayuda de tus padres, aún debes completar la FAFSA o la Solicitud de la Ley del Sueño de California y luego comunicarte con la oficina de ayuda financiera de tu colegio. Ten en cuenta que el que tus padres no quieran proporcionar su información financiera o pagar su aportación esperada no se acepta normalmente como una circunstancia razonable.

Si no cumples con uno de los criterios federales para ser estudiante independiente, tendrás que proporcionar la información de tus padres en la solicitud de ayuda financiera, aunque ellos no te mantengan. Si las circunstancias familiares te impiden proporcionar la información de tus padres, comunícate con la oficina de ayuda financiera para hablar sobre tu situación.

Programa de Trabajo y Estudio

Si te ofrecen el programa de trabajo y estudio para estudiantes (work study, en inglés), tendrás que trabajar para poder recibir esos fondos. Si no deseas trabajar, tienes la opción de no aceptar el otorgamiento del programa de trabajo y estudio. Sin embargo, unos cuantos estudios recientes demuestran que trabajar entre 10 y 15 horas por semana puede mejorar tus destrezas del manejo de tiempo, darte experiencia laboral y ayudarte a mejorar tus calificaciones. Comunícate con tu oficina de ayuda financiera para hablar sobre otras opciones.

Diversos estudios recientes muestran una correlación entre las buenas calificaciones y un poco de trabajo (de 10 a 15 horas por semana). Además, el programa de trabajo y estudio es una herramienta excelente para acumular la experiencia de trabajo necesaria para encontrar empleo después del colegio. Si decides no trabajar, no tienes que aceptar los fondos del programa de trabajo y estudio que te ofrecen. Comunícate con tu oficina de ayuda financiera para hablar sobre otras opciones.

Becas, Subvenciones y Préstamos

Sí. Tienes que informarlo a la oficina de ayuda financiera. Los reglamentos federales requieren que toda la ayuda financiera que recibas se tome en cuenta cuando se otorga ayuda. En la mayoría de los colegios se restará el monto de la beca exterior del monto del préstamo o de los fondos del programa de trabajo y estudio (work study, por sus siglas en inglés) que hubieras recibido antes de reducir la ayuda de tu subvención. Algunas escuelas podrían tener un formulario especial que puedes completar para indicar las becas u otra ayuda que vas a recibir, o puedes notificar por escrito a la oficina de ayuda financiera que has recibido una beca. Asegúrate de incluir en tu correspondencia el nombre de la beca, la cantidad otorgada, tu nombre y número de identificación de estudiante o número de Seguro Social.

Ve al sitio web del colegio al que deseas asistir: la mayoría de los colegios tienen una página específica para becas. Sólo recuerda: nunca pagues por el acceso a una beca y nunca proporciones información personal (como tu número de Seguro Social) a menos que tu Oficina de Ayuda Financiera lo apruebe. El College Board ofrece un gran recurso GRATUITO para buscar becas en línea. Puedes ir a este enlace, completar un perfil y el motor de búsqueda identificará las becas que desees solicitar: https://bigfuture.collegeboard.org/scholarship-search.

Sí. Los préstamos están disponibles tanto para los padres como para los estudiantes. Los padres pueden pedir prestado para sus estudiantes universitarios a través del programa de préstamos PLUS, y existen muchas opciones de préstamos disponibles para los estudiantes. Sin embargo, el monto total prestado (a ti a y tus padres) no puede exceder el costo de tu educación, tal como lo determine tu colegio. Si deseas saber más sobre los programas de préstamos federales, haz clic aquí. Toma en cuenta que no todos los colegios ofrecen préstamos para los padres de familia, así que es importante que te comuniques con la oficina de ayuda financiera de tu colegio para obtener más información.

La información específica sobre cómo pedir prestado debe estar incluida en la carta del otorgamiento de la ayuda financiera de tu hijo. El paquete debe incluir información que muestre cómo solicitar los préstamos, los formularios que necesitas completar y los términos de los préstamos.

Debido a que la ayuda regalada disponible es limitada, a veces se ofrece a los estudiantes uno o más préstamos educativos. Aunque los préstamos son útiles para pagar el costo de la educación, se deben pagar con intereses. Por lo tanto, piensa bien en el monto que pides prestado. Recuerda que el monto que te presten este año se agregará a otros préstamos que tengas o que tendrás en el futuro. Así que, aunque el monto del préstamo no se vea como algo grande este año, cuatro años de deuda pueden sumar una gran cantidad. Sería bueno revisar tu presupuesto y ver si hay maneras de minimizar lo que pides prestado. También fíjate en las diferencias entre los préstamos, como la tasa de interés, cuándo se grava el interés, el monto que pedirás prestado y las opciones de pago. Al decidir cuánto pedir prestado y cuánta deuda puedes permitirte es importante también tomar en cuenta tus anticipados ingresos después de la graduación. Puedes obtener más información sobre los planes de pago y otras opciones, e incluso encontrar un estimador de pagos, aquí. La oficina de ayuda financiera de tu escuela te podrá ayudar.

Antes de tomar tu primer préstamo, debes asistir a un asesoramiento de ingreso para préstamos, donde se explican tus derechos y responsabilidades como prestatario. Una vez que tomes un préstamo, es muy importante que mantengas informados al prestamista y a tu colegio sobre cualquier cambio de dirección o de planes de inscripción. Antes de salir del colegio (incluyendo abandono, transferencia o graduación), debes asistir a una entrevista de salida que cubrirá tus obligaciones de pago y las opciones que tienes disponibles como prestatario. Si en algún momento tienes preguntas acerca del pago de tus préstamos, comunícate con tu prestamista o con la oficina de ayuda financiera. Puedes obtener más información sobre las opciones de planes de pago aquí.

Derechos y Responsabilidades

Si tienes que abandonar una clase, eso podría afectar tu elegibilidad para recibir ayuda financiera para el periodo actual o periodos futuros. Revisa la información sobre los requisitos de inscripción y las normas de desempeño académico satisfactorio de tu colegio, y verifica con la oficina de ayuda financiera para asegurarte de no poner en peligro tu elegibilidad para recibir ayuda financiera. Si tienes que abandonar o retirarte de la escuela, es posible que tengas que pagar una parte de la ayuda financiera que se desembolsó para ese periodo. Si te retiras, algunos de los fondos pagados a tu colegio para tus cuotas, matrícula u otros cargos podrían ser reembolsables. Si recibiste ayuda financiera, tendrás que reembolsar primero a los programas de ayuda financiera conforme a los reglamentos federales y otras pautas del programa. Consulta los procedimientos de tu colegio para retirarse o pedir permiso para ausentarse, y asegúrate de consultar con la oficina de ayuda financiera o la oficina de pagos sobre reembolsos, pago de fondos de ayuda financiera y tu futura elegibilidad para inscribirte y recibir fondos de ayuda financiera.

Tu elegibilidad para recibir ayuda financiera se basa en tu inscripción y en lograr un desempeño académico satisfactorio con el objetivo de obtener un título o certificado. Si no asistes a clases, probablemente no pasarás. De no completar el trabajo del curso o documentar un esfuerzo para hacerlo (por ejemplo, participar en clase o hacer tareas y tomar exámenes) eso puede resultar en la determinación de que realmente no estabas inscrito y, por lo tanto, no tienes derecho a recibir ayuda financiera. Sería necesario que devolvieras toda la ayuda financiera y podrías estar sujeto a cargos de cuotas, matrícula y otros montos que le debes a la escuela. Además de enfrentar estas obligaciones financieras, tus registros académicos y capacidad de regresar a otro colegio se podrían ser afectados adversamente.

Otras Preguntas que Podrías Tener

Revisa la documentación de tu colegio sobre procedimientos de quejas y apelaciones. En preparación para hablar sobre el asunto con el/los funcionario/s correspondiente/s de tu colegio, documenta tus inquietudes y compáralas con la información donde se explican las políticas y los procedimientos del colegio. Muchos colegios te pedirán que registres tus inquietudes por escrito y que proporciones documentación de respaldo a la oficina de ayuda financiera para que ellos la revisen antes de llevar el asunto a un nivel superior. Las normas de quejas de tu colegio deberían explicar los pasos a tomar.

Tienes algunas otras opciones, dependiendo de la naturaleza del problema.

No tienes que ser un estudiante de tiempo completo para recibir ayuda financiera. En los colegios comunitarios de California no hay un requisito de unidad mínima para la exención de la cuota de inscripción a través de la Beca Promesa de Colegios de California (anteriormente conocida como Exención de cuotas de la Junta de Gobernadores (BOG, por sus siglas en inglés). Para recibir asistencia de otros programas estatales y federales, puedes tomar tan solo seis unidades y aún así calificar para recibir ayuda financiera. En algunos casos, aún puedes ser elegible para recibir una subvención federal Pell con tan solo una unidad. Asegúrate de hablar con un asesor o consejero, así como con el personal de la oficina de ayuda financiera, para que te ayuden a desarrollar un plan de educación que satisfaga tus necesidades y haga un uso efectivo de tu ayuda financiera.

Los estudiantes sin diploma de escuela secundaria que tengan 18 años pueden calificar para recibir ayuda financiera si tienen un GED u otro certificado de aptitud de escuela secundaria, como el Examen de Aptitud de la Escuela Secundaria de California (CHSPE).

Es posible que seas elegible para una exención de la cuota de inscripción si cumples con algunos requisitos de ingresos que dependen del tamaño de tu familia. Para solicitar una Subvención Promesa de Colegios de California, (anteriormente conocida como Exención de cuotas de la Junta de Gobernadores (BOG), es mejor presentar la FAFSA porque te ayudará a solicitar la exención de cuotas y otros tipos de ayuda.

Sí. Hay una gran variedad de programas federales, institucionales y de becas para los que podrías calificar. Empieza por llenar la FAFSA y comunícate con el colegio comunitario al que planeas asistir para obtener más información.

Todos los programas estatales y federales de ayuda financiera para estudiantes que figuran en nuestro sitio están reservados para los ciudadanos de los EE. UU. y/o los residentes de California. Sin embargo, muchos colegios tienen becas privadas o programas de préstamos para estudiantes extranjeros. Debes seleccionar un colegio al que te interese asistir y luego comunicarte con ellos directamente, ya sea a través de la Oficina de Ayuda Financiera o la Oficina de Becas, para ver si pueden ayudarte. Para encontrar el colegio comunitario más cerca de ti y obtener información de contacto para tu Oficina de Ayuda Financiera, puedes usar el localizador de código postal en el lado derecho de esta página.

No te preocupes. No estás solo. Obtener ayuda financiera puede ser un proceso complicado. Si tienes más preguntas o si necesitas ayuda, utiliza el Localizador de Oficinas de ayuda financiera en la esquina superior derecha de esta página para comunicarte con un experto en ayuda financiera en la oficina de ayuda financiera de tu colegio comunitario local.

Subvención Promesa De Colegios De California

La Subvención Promesa de Colegios de California, que está disponible para estudiantes elegibles, cubre la cuota de inscripción por unidad (la matrícula) en cualquier colegio comunitario de California a través del estado.

Completa la FAFSA o la Solicitud de la Ley del Sueño de California (CADAA, por sus siglas en inglés) en línea. Si no puedes completar una de esas solicitudes, solicita la Subvención Promesa de Colegios de California en línea. Para encontrar información de contacto para la oficina de ayuda financiera de tu colegio, utiliza el localizador de oficinas.

Sí, algunos colegios ofrecen la solicitud para la Subvención Promesa de Colegios de California en línea. Revisa esta lista de enlaces a los colegios que ofrecen la solicitud en línea, para ver si tu colegio local está incluido.

Sí. Puedes solicitar y recibir una Subvención Promesa de Colegios de California para cubrir cuotas en más de un colegio o centro.

No.

No. Puedes completar el formulario de la Subvención Promesa de Colegios de California en cualquier momento durante el año.

Recibirás una notificación por correo electrónico sobre la decisión de tu solicitud de la Subvención Promesa de Colegios de California. La Subvención Promesa de Colegios de California se aplicará a tus unidades automáticamente, de modo que no se te cobrarán las unidades. Si completas el formulario después de que hayas pagado las cuotas de inscripción y hayas sido aprobado para la exención, recibirás un cheque de reembolso por el costo.

Si no mantienes tus calificaciones y/o no completas tus clases, se te notificará dentro de los 30 días posteriores al final de cada término si se te asigna un período de prueba académica (GPA) y/o de progreso (finalización de cursos). Después del segundo período de prueba consecutivo, puedes perder la elegibilidad para la subvención en tu próxima oportunidad de inscripción.

LA BUENA NOTICIAS ES QUE…

Tú PUEDES restablecer tu elegibilidad:

  • Mejorando tu GPA o las medidas de finalización de cursos para cumplir con los estándares académicos y de progreso
  • Haciendo una apelación exitosa basada en circunstancias atenuantes (ve las MANERAS VÁLIDAS PARA APELAR a continuación)
  • Dejando de asistir a tu distrito escolar por un año (sin incluir el verano)

RAZONES VÁLIDAS PARA APELAR:

  • Accidentes, enfermedades u otras circunstancias fuera de su control, verificadas
  • Cambios en la situación económica
  • Evidencia de incapacidad para obtener servicios de apoyo esenciales
  • Factores de consideración especiales para CalWORKs, EOPS, DSPS y estudiantes veteranos
  • Alojamiento para discapacitados no recibido a tiempo

Mitos/Hechos

Mito

Mis padres ganan demasiado dinero, así que no voy a calificar para recibir ayuda.

Hecho:

No hay límite de ingresos para calificar para la ayuda federal estudiantil. Se toman en cuenta muchos factores además del ingreso, desde el tamaño de tu familia hasta la edad de tu padre mayor. Y recuerda: cuando llenas la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) o la Solicitud de la Ley del Sueño de California, también estás solicitando automáticamente fondos de tu estado y de tu escuela. De hecho, algunas escuelas ni siquiera te tomarán en cuenta para ninguna de sus becas (incluidas las becas académicas) hasta que hayas presentado la FAFSA o la Solicitud de la Ley del Sueño de California. No hagas suposiciones sobre lo que puedes obtener: mejor completa la solicitud y descubre la realidad.

Mito

Sólo los estudiantes que tienen buenas calificaciones reciben ayuda financiera.

Hecho:

Aunque tener un promedio elevado puede ayudarte a conseguir becas académicas y otra ayuda basada en mérito, muchos programas de ayuda para estudiantes no toman en cuenta las calificaciones del estudiante. Siempre y cuando el estudiante mantenga un desempeño académico satisfactorio en su programa de estudio, la ayuda federal para estudiantes ayudará a un estudiante con un registro académico promedio a terminar su educación.

Mito

Estoy demasiado viejo para obtener ayuda financiera.

Hecho:

Los fondos de la mayoría de los programas de ayuda para estudiantes son otorgados con base en la necesidad financiera, no en la edad. Los estudiantes adultos también pueden obtener ayuda financiera, así que asegúrate de completar la FAFSA.

Mito

El formulario es demasiado difícil de completar.

Hecho:

La FAFSA está más fácil que nunca, especialmente si la completas en línea en www.fafsa.ed.gov. Si necesitas ayuda, puedes acceder al chat privado en línea en tiempo real con un representante de servicio al cliente. Si estás completando la FAFSA en papel, puedes obtener ayuda de un consejero de la escuela secundaria, de la oficina de ayuda financiera de la escuela a la que planeas asistir o llamando al 1-800-4-FED-AID, o sea, 1-800- 433-3243. Y recuerda, la FAFSA y todas estas fuentes de consejos son GRATIS.

Mito

Mis padres tienen dinero ahorrado para mi educación en el colegio, así es que no recibiré ninguna ayuda.

Hecho:

Los ahorros del estudiante y de la familia no se toman en cuenta cuando un colegio decide si un estudiante califica para un préstamo federal Stafford sin subsidio. Y cuando se trata de otra ayuda, la fórmula federal tiene asignaciones de protección para una parte de los ahorros y bienes. Según la metodología federal, no se espera que los padres sacrifiquen su patrimonio ni sus ahorros de jubilación para ayudar a pagar la educación de su hijo.

Mito

A las escuelas no les importa cuántos hermanos tengo o tendré en el colegio.

Hecho:

En realidad, tener dos o más familiares en el colegio (sin contar los padres) aumenta considerablemente las posibilidades de que una familia reciba ayuda financiera. De hecho, la aportación esperada de la familia (el estimado de la capacidad de la familia para pagar el colegio) podría reducirse en un 50 por ciento.

Mito

El otorgamiento de mi ayuda es final.

Hecho:

No necesariamente. Las políticas de las escuelas para revisar el otorgamiento de ayuda varían ampliamente. Todas las escuelas revisarán tu otorgamiento si se empleó información imprecisa en el proceso de solicitud. Debes corregir cualquier discrepancia en la información de tu solicitud, pero consulta con tu colegio sobre el proceso que emplean. Si tu situación financiera o las circunstancias familiares ha cambiado, debes comunicarte con tu oficina de ayuda financiera para hablar sobre los cambios y ver si se pueden usar dichas circunstancias para volver a determinar tu elegibilidad. Tu escuela te puede asesorar sobre los formularios y la documentación que sea necesario enviar.